¿Cómo puedo cuidar mi salud bucodental durante la pandemia del coronavirus?

Todos hemos estado pendientes de las últimas noticias sobre el COVID-19 y el impacto que continúa produciendo en nuestras comunidades, vecindarios y familias. Somos conscientes de que vivimos un periodo difícil. Es posible que no pueda ir al dentista como habitualmente para solicitar una limpieza, un empaste o una corona, o que le preocupe necesitar ayuda en caso de padecer un dolor de muelas grave, una inflamación u otra emergencia de salud dental. Para disipar dudas y asegurarnos de ofrecerle respuestas fiables, hemos creado una lista de preguntas frecuentes que le permitirán cuidar mejor su salud bucodental durante este tiempo.

Preguntas frecuentes

¿Una buena higiene bucal puede ayudar a prevenir el COVID-19?

Dado que todavía no estamos familiarizándonos con el COVID-19 y su propagación, actualmente no existen pruebas de que se pueda prevenir con una buena higiene bucal. Lo que sí se conoce es que una higiene bucal adecuada puede ayudar a prevenir afecciones dentales como las caries o la periodontitis, lo que influye positivamente en el estado de salud general.

Es importante señalar que los virus respiratorios como el COVID-19 surgen y se propagan en la zona nasal y la garganta. Tocarse los ojos también puede contribuir a su transmisión. Una buena higiene bucal no surte efecto en la transmisión a través de estas zonas.

El Ministerio de Sanidad Español proponen una serie de recomendaciones para protegerse a sí mismo y a los demás, pero no incluyen entre ellas la higiene bucal como práctica preventiva. Si usted y su familia se quedan en casa para contribuir a reducir la propagación del virus, además de adoptar las medidas propuestas por Ministerio de Sanidad, aproveche la oportunidad para enseñar e inculcar a sus hijos hábitos saludables de cuidado bucal.

¿Debo reemplazar o desinfectar mi cepillo de dientes si he padecido el COVID-19?

Limpiar el cepillo de dientes después de cada uso es una buena práctica de higiene. Si ha padecido cualquier enfermedad y, en este caso, si ha dado positivo en un test o cree haber contraído el COVID-19, es conveniente que reemplace su cepillo de dientes. Si no pudiese reemplazarlo, piense en desinfectar el cabezal del cepillo para ayudar a reducir las bacterias.


¿Qué síntomas bucodentales del COVID-19 debería conocer?

De acuerdo con el Ministerio de Sanidad, las personas que han padecido el COVID-19 han manifestado una gran variedad de síntomas entre los 2 y los 14 días posteriores a la exposición al virus, entre los que se incluyen la tos, los dolores y molestias musculares, la fiebre y la pérdida del gusto y del olfato. Actualmente, resulta complicado determinar qué tipo de síntomas bucodentales puede provocar puesto que la enfermedad y sus síntomas continúan evolucionando. Asimismo, existen diversos síntomas bucodentales que pueden estar provocados por otras enfermedades o alergias. Si cree que ha estado expuesto al COVID-19, póngase en contacto con su profesional de la salud.


¿Qué hacen los dentistas para prevenir el COVID-19?

El Consejo General de Colegios Oficiales de Odontólogos y Estomatólogos de España recomienda que se llame a su clínica y su dentista decidirá sobre su asistencia a la clínica en función del problema. Si su dentista considera que debe acudir a su consulta físicamente, siga todas las indicaciones que este le facilite para reducir el riesgo de transmisión.


¿Debo ir al dentista durante el brote del COVID-19?

Llame a su dentista y le dirá que ha de hacer. ¿Busca consejos de cuidado dental frente al coronavirus? Puede contactar con su dentista para que le ayude a evaluar si su dolencia dental entra en la categoría de urgencia. Incluso si la consulta de su dentista está cerrada, puede haber un número de urgencias o instrucciones de contacto disponibles en su buzón de voz. A continuación, ofrecemos algunos consejos sobre cómo gestionar las dolencias dentales que no sean de urgencia para ayudarle a cuidar mejor sus dientes durante la pandemia de coronavirus.


Gestión de dolencias dentales no urgentes

  • Ortodoncia rota

    Los brackets y los arcos de las ortodoncias tradicionales son frágiles y se pueden romper por distintos motivos. Cuando esto ocurre, pueden ser cortantes e incómodos, pero su rotura no suele ser una emergencia. Contacte con su ortodoncista o dentista para que le dé algunos consejos para un tratamiento doméstico sencillo. Esto puede incluir recomendaciones para gestionar la rotura de un arco o un bracket en casa.

  • Boca seca (Xerostomía)

    Más de 600 medicamentos, como los diuréticos y los antihistamínicos, las deficiencias nutricionales y los cambios hormonales naturales pueden causar sequedad bucal. Mantenga su boca hidratada bebiendo mucha agua y mascando chicle sin azúcar. El uso de un sustituto de la saliva también puede combatir la sequedad, ayudando a conseguir una sensación más agradable en la boca y aliviando los síntomas. Tenga en cuenta que no está demostrado que los sustitutos de la saliva posean propiedades terapéuticas a no ser que incluyan flúor en su composición.

  • Irritación bucal

    Beber una cantidad excesiva de bebidas gaseosas (refrescos, por ejemplo), cepillar demasiado la lengua y las encías yo utilizar demasiado el enjuague bucal puede irritar los tejidos de la boca. Trate de consumir menos bebidas gaseosas. Hable con su dentista sobre sus hábitos de higiene bucal y cómo minimizar las irritaciones de su boca.

  • Sangrado gingival

    Su rutina diaria de higiene bucal debe incluir el cepillado dos veces al día y el uso de hilo dental una vez al día. Si sus encías sangran mientras utiliza el hilo dental, esto podría ser un signo de inflamación y de enfermedades gingivales como la gingivitis o la periodontitis. Usar un enjuague para reducir las bacterias o enjuagarse con agua salada tibia si sus encías están doloridas también puede ayudar. Si tiene dolor o sangrado continuo, contacte con su dentista.

  • Gingivitis

    El sangrado gingival puede ser un síntoma de gingivitis. La buena noticia es que la gingivitis suele ser reversible con buenos hábitos de higiene bucal. Tratar la gingivitis (fase inicial de la periodontitis) es muy sencillo: basta con cepillarse los dientes, utilizar hilo dental y acudir a revisiones y limpiezas con un profesional. El uso de enjuague bucal, junto con los hábitos adecuados de cepillado y uso de hilo dental, también puede ser eficaz para reducir la gingivitis. Haga un seguimiento con su dentista para obtener más información, aclarar dudas y realizar un examen médico exhaustivo cuando pueda reanudar las visitas de seguimiento y las limpiezas habituales.

  • Acumulación de sarro

    La placa está compuesta por una serie de complejos bacterianos que viven en la boca y se adhieren a los dientes. Algunos tipos de placa generan un deterioro de los dientes, mientras que otros pueden causar enfermedad periodontal. Para prevenir la formación de placa, utilice el hilo dental para asegurarse de que está eliminando todos los gérmenes y restos de comida de entre los dientes. El enjuague bucal también puede ser muy efectivo para la reducción de la placa. Cepíllese los dientes dos veces al día durante dos minutos con un dentífrico con flúor y no olvide cepillar también la lengua.

    Si le preocupa la formación de la placa pero no puede visitar a su dentista, puede adquirir pastillas reveladoras de placa, que le mostrarán en qué zona de los dientes y las encías se está acumulando, para que pueda asegurarse de que sus hábitos de limpieza están surtiendo efecto.

¿Cuáles son las urgencias dentales durante la pandemia de COVID-19?

La ADA define como urgencia dental aquella que suponga un riesgo potencial para la vida del paciente y requiera tratamiento inmediato por alguna de las siguientes causas:

  • Hemorragia no controlada
  • Infección bacteriana que afecte a las vías respiratorias del paciente
  • Traumatismo en los huesos de la cara que pueda afectar a las vías respiratorias del paciente

Los tratamientos dentales de urgencia son aquellos que requieren una atención inmediata para aliviar el dolor o reducir el riesgo de infección. La ADA recomienda a los odontólogos basarse en su criterio profesional para discernir si un paciente necesita atención urgente.

Somos conscientes de que la diversidad de respuestas de las autoridades estatales, autonómicas y locales a la pandemia causada por el COVID-19 puede causar confusión a la hora de identificar cuándo necesitamos atención de urgencia o emergencia. Estos son algunos de los casos en los que debería ponerse en contacto con su dentista de inmediato:

  • Si pierde gran parte o la totalidad de un diente.
  • Si percibe insensibilidad o algún otro signo de deterioro de los nervios.
  • Si presenta abscesos o síntomas de infección (dolor, hinchazón, quemazón y enrojecimiento).
  • Si sospecha que a usted o alguien de su entorno se le ha roto la mandíbula.
  • Si se ha sometido recientemente a una endodoncia y el dolor, la inflamación o el malestar llega a ser preocupante.
  • Si presenta cualquier otra anomalía.


¿El zinc mata el COVID-19?

El zinc no erradica el virus COVID-19. Empecemos por lo básico. El zinc es un mineral esencial conocido por sus propiedades antibacterianas y desempeña funciones fundamentales en nuestro cuerpo, como la contribución a un sistema inmunitario saludable. Además, está presente de forma natural en nuestra boca, y el uso del zinc presente en el dentífrico es seguro.

Sin embargo, no se ha estudiado ni validado el uso del zinc para matar o prevenir el virus COVID-19. La mejor forma de protegerse del COVID-19 es lavarse las manos, seguir las directrices de las autoridades sanitarias y aplicar el distanciamiento social.

Esperamos que estos consejos le sirvan de ayuda para cuidarse a sí mismo y a los suyos.