extracción muela del juicio

¿Pueden volver a salir las muelas del juicio tras haber sido extraídas?

Si le han extraído las muelas del juicio, es posible que se pregunte: "¿Pueden volver a salirme?" La respuesta simple es no. La respuesta más compleja es no, pero es posible que tenga alguna muela del juicio adicional que esté a la espera de salir.

¿Cómo es posible? Existe un pequeño porcentaje de la población que cuenta con dientes adicionales, o supernumerarios, ocultos en su boca. Diversos investigadores consideran que se suele tratar de un trastorno genético. A continuación, le contamos los aspectos clave de las muelas del juicio y qué debe saber si tiene más de cuatro de estos molares.

¿Qué son las muelas del juicio?

Las muelas del juicio es un término que hace referencia a los terceros molares, que normalmente salen en las bocas adultas de los jóvenes de entre 17 y 21 años. Puesto que su erupción coincide con el inicio de la edad adulta, estos molares han pasado a ser conocidos como los "del juicio".

Si bien las muelas del juicio no parecen aportarnos nada de inteligencia a día de hoy, tal y como explican en Dentaly, en nuestro pasado evolutivo constituían un salvavidas para nuestros ancestros. Los primeros humanos comían alimentos crudos difíciles de masticar (al contrario que nosotros) y tenían tendencia a padecer caries y problemas de encías (al igual que nosotros). Por consiguiente, era muy común que perdiesen varios molares debido a las caries o al desgaste antes de alcanzar la veintena. La aparición de las muelas del juicio hizo posible que nuestros antepasados lejanos continuasen masticando sus alimentos y, por tanto, la supervivencia de los seres humanos.

No obstante, a medida que los humanos hemos ido evolucionando, nuestros alimentos han pasado a ser mucho más fáciles de masticar y nuestros maxilares se han ido empequeñeciendo, pero las muelas del juicio han permanecido. Así, al igual que las amígdalas o que el apéndice, las muelas del juicio pueden acarrear más problemas que beneficios, que además surgen por partida doble si tenemos alguna de más.

¿Qué ocurre si tengo más de cuatro muelas del juicio?

La mayoría de la gente cuenta con cuatro muelas del juicio, ya de por sí innecesarias. Sin embargo, algunos afortunados pueden tener menos o incluso ninguna gracias a una mutación que se puede transmitir de padres a hijos. Y existe una pequeña posibilidad de que algunas personas tengan más de cuatro.

La buena noticia es que los profesionales de la salud bucodental probablemente detecten estos dientes supernumerarios de manera temprana a través de una radiografía. La detección temprana le puede ayudar a:

  • Determinar si es necesario realizar otras pruebas médicas, ya que estos dientes adicionales pueden aparecer como consecuencia de una afección genética.
  • Alertarle ante posibles asuntos de salud bucodental que podrían producir dolor, otra afección bucodental o problemas ortodóncicos.
  • Prepararle para una cirugía bucodental si fuese necesaria, entre ellas la de extracción de las piezas correspondientes.

¿Sabías que...? Los dientes supernumerarios pueden aparecer en cualquier parte de la boca. Es posible tener incisivos, caninos u otros molares duplicados.

¿Por qué se suelen retirar las muelas del juicio?

En el momento en el que aparecen las primeras cuatro muelas del juicio (y en la mayoría de los casos, las únicas), no existe el suficiente espacio en el maxilar para ellas. Esta falta de espacio puede hacer que las muelas del juicio:

  • No puedan ocupar su lugar porque hay otros dientes que les cierran el paso.
  • Se alineen horizontalmente en la mandíbula o desplazadas, de modo que no puedan emerger del maxilar.

Si las muelas del juicio no pueden salir a la boca, puede ser que se queden retenidas, lo cual puede producir alguno de los siguientes síntomas:

  • Rigidez o dolor en la mandíbula.
  • Hinchazón, inflamación e infección del tejido gingival.
  • Dolor o sensibilidad en las encías, producido por un diente parcialmente fuera.

Si tiene una muela del juicio retenida, ya sabe lo que debe hacer: visitar a su odontólogo lo antes posible. Normalmente, este le derivará a un cirujano maxilofacial para que le pueda extraer los dientes en cuestión. Otro motivo para proceder a su extracción es que las muelas del juicio estén:

  • Dañanado partes de su boca.
  • Haciendo que otros dientes se desplacen.
  • En una posición inadecuada que indique que causarán problemas cuando salgan, según se haya podido observar en una radiografía.

Una vez que el cirujano maxilofacial le extraiga las muelas del juicio, tenga en cuenta que el tiempo de recuperación puede ser de entre 2 y 10 días, dependiendo del grado de dificultad que conlleve la intervención y la cantidad de inflamación y dolor que experimente tras la misma. Y si su profesional de la salud dental descubriese que existen otros dientes adicionales, el cirujano maxilofacial también podría extraérselos.

Por tanto, si bien sus dientes permanentes no pueden volver a salir una vez que se extraen, o si los pierde, existe una mínima posibilidad de que tenga dientes supernumerarios a la espera de salir. A pesar de que esto pudo haber sido una ventaja para nuestros ancestros, en el siglo XXI suele acarrear problemas. La mejor manera de prevenir este hecho es someterse a una radiografía para determinar si existe la posibilidad de que tenga muelas del juicio adicionales o si estas le darán problemas. Tenga en cuenta que la extracción de cuatro dientes, o más, requerirá ponerse en manos de un cirujano maxilofacial y guardar el tiempo de recuperación suficiente. Asimismo, lo más inteligente por su parte es aprender todo lo que pueda acerca de la situación de su salud bucodental.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.