encías inflamadas
Badge field

Cómo actuar ante la inflamación de las encías

"Tengo las encías inflamadas, ¿debería preocuparme?" Probablemente, hay muchas personas que se hayan hecho esta pregunta en algún momento. Para muchas personas, la inflamación de las encías es un problema muy común y las causas pueden ser muy diferentes. En la mayor parte de los casos no hay nada por lo que preocuparse y se puede resolver fácilmente con el tratamiento adecuado. A continuación, le contamos algunas cosas que debe saber acerca de la inflamación y la irritación de las encías.

Síntomas de la inflamación de encías

Normalmente, la inflamación de las encías se suele notar después del cepillado, el uso de hilo dental (u otro tipo de limpieza interdental) o tras haber ingerido alimentos duros o crujientes. La encías pueden presentarse enrojecidas, inflamadas, hinchadas o sensibles. La presencia habitual de mal aliento, de llagas bucales o la recesión de las encías también pueden ser síntomas de la inflamación. Si experimenta estos síntomas a menudo, si los ha tenido durante un tiempo o si percibe que empeoran, debería comentarlo con su profesional de la salud dental. Puede ser un indicio de que padece una afección algo más grave.

Causas de la inflamación de encías

La principal causa de la inflamación de las encías es la placa, conocida también como biopelícula. La edad, el estrés, la obesidad, el tabaco y la genética son otros factores que pueden aumentar el riesgo de padecerla. Otras causas habituales son:

  • La gingivitis: es la principal causa de la inflamación de las encías. Debe cepillarse y utilizar el hilo dental correctamente.
  • Ciertos medicamentos: si ha empezado la toma de un nuevo medicamento recientemente y percibe algún problema en sus encías, debe consultarlo con su médico. Podría tratarse de un efecto secundario de dicha medicación.
  • El cambio de dentífrico o enjuague bucal: si hace poco que ha comenzado a utilizar una marca diferente, puede tratarse de una reacción a los nuevos productos.
  • La mala alimentación: asegúrese de incorporar frutas y verduras en su dieta, puesto que otra de las posibles causas de la inflamación de las encías es tener un déficit de vitamina C, que puede producirse si no se ingiere la dosis diaria recomendada.
  • El embarazo: la inflamación, hinchazón o sensibilidad de las encías son síntomas comunes durante el embarazo, debido a los cambios hormonales.
  • Los aparatos dentales: las ortodoncias, retenedores y dentaduras en muchas ocasiones están relacionados con la inflamación o la aparición de llagas en las encías.

Aliviar la inflamación de las encías: cosas que hacer y que no hacer

A continuación, le ofrecemos algunos consejos para aliviar la inflamación temporalmente o a largo plazo y una lista de cosas que no debe hacer si la padece.

Qué hacer:

  • Concierte una cita con su profesional de la salud dental para consultarle su problema.
  • Intensifique su higiene bucodental, debe cepillarse y utilizar el hilo dental correctamente.
  • Mejore su alimentación incrementando la ingesta de frutas y verduras, y evitando el consumo de bebidas carbonatadas y con cafeína durante un tiempo.
  • Realice enjuagues con agua con sal, puesto que la sal ayuda a reducir la inflamación de las encías y ayuda a aliviar el dolor que esta provoca.
  • Pruebe a tomar antiinflamatorios sin prescripción médica como el ibuprofeno, ya que pueden reducir la inflamación y aliviar el dolor.
  • Consumir alimentos fríos y blandos puede ayudar a atenuar la inflamación y calmar el dolor.
  • Si la inflamación de sus encías hace que le resulte difícil comer, beber o hablar, puede intentar aliviarla con un producto que contenga benzocaína.

Qué no hacer:

  • No ignore el problema. Si la inflamación persiste, concierte una cita con su profesional de la salud dental.
  • Deje de utilizar irritantes. Si un dentífrico o un enjuague bucal concreto le provoca irritación en la boca, deje de utilizarlo. Tenga en cuenta que los enjuagues bucales con alcohol pueden contribuir a dicha irritación.
  • No consuma alcohol ni tabaco. Estos productos pueden irritar las encías y empeorar la inflamación.

Cómo prevenir la inflamación de las encías

La mejor manera de prevenir la inflamación de las encías es a través de un buen cuidado bucodental y del mantenimiento de las visitas rutinarias al dentista. Debería cepillarse los dientes y usar hilo dental al menos dos veces al día, y si es después de cada comida, incluso mejor. Estos cuidados le ayudarán a evitar la acumulación de placa que puede provocar problemas en las encías. No obstante, aunque el cuidado bucodental en casa sea excelente, la placa puede endurecerse hasta convertirse en sarro. Por ello, es imprescindible acudir al dentista regularmente para realizar revisiones y limpiezas dentales.

La inflamación de las encías no es ninguna broma, si bien es cierto que en la mayoría de los casos podrá cuidarla por su cuenta. Una vez que descubra cuál es la causa de la inflamación, podrá empezar a tratarla. Eso sí, asegúrese de comentárselo a su dentista si se convierte en un problema crónico y no presenta mejoras.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.