sarpullidos en la boca

¿Tiene sarpullidos alrededor de la boca? Qué es la dermatitis perioral y lo que implica para usted

Lidiar con un sarpullido alrededor de la boca puede resultar frustrante, especialmente cuando pasa el tiempo y no desaparece. Existe una cantidad asombrosa de causas potenciales de la dermatitis perioral, por ello es importante que acuda a un profesional que le pueda ayudar con su diagnóstico y tratamiento. Nosotros le ayudaremos a entender las causas de esta afección, cómo evitar que empeore y saber a quién acudir.

Causas de los sarpullidos alrededor de la boca

Es cierto que el término dermatitis perioral (también conocido como dermatitis periorificial) puede sonar sumamente técnico, pero si analizamos su etimología resulta mucho más fácil de entender. Perioral significa "cerca de la boca" y dermatitis hace referencia a unos sarpullidos que suelen presentar un aspecto rojo, escamoso o irregular.

Este tipo de sarpullido no es contagioso, si bien puede venir acompañado de picores, quemazón y molestias. Normalmente, surge alrededor de la boca, pero también puede afectar a otras zonas de la cabeza como los ojos, la nariz, el cuello o el cuero cabelludo.

Se desconoce la causa exacta de la dermatitis perioral, pero algunos factores de riesgo pueden ser:

  • El uso de esteroides tópicos o inhalados, las hidratantes faciales, los dentífricos fluorados o el chicle.
  • Ser mujer de entre 25 y 45 años.
  • Los cambios hormonales y el uso de anticonceptivos hormonales.
  • La presencia de determinados microorganismos (como las bacterias y otros patógenos) en la piel o en el intestino.
  • Los trastornos inmunitarios.
  • El estrés.

Un consejo útil: si el sarpullido presenta protuberancias amarillas en lugar de rojas puede ser que se trate de una afección llamada dermatitis granulomatosa, normalmente más frecuente en los niños.

Recursos profesionales

Lo mejor es acudir a un profesional que le pueda ayudar con la dermatitis perioral ya que si no se trata esta afección no siempre desaparece por su cuenta, sino que puede empeorar y persistir durante meses o incluso años. En ocasiones, este sarpullido se confunde con el acné u otros problemas cutáneos puesto que nos puede parecer que tienen un aspecto similar si no somos expertos. La salud de la piel es compleja, por ello puede resultar abrumador intentar discernir la causa subyacente de un sarpullido y barajar las opciones de tratamiento adecuadas por nuestra cuenta.

Pero no hay de qué preocuparse, existen numerosos expertos que pueden ayudarnos: un profesional de la salud dental, un médico de atención primaria o un dermatólogo (médico especializado en el cuidado de la piel) son algunos de los profesionales que podrán ayudarnos a lidiar con esta afección.

Probablemente, al acudir a un profesional:

  • Le preguntará su historial médico, incluida la dieta que sigue, los medicamentos que toma y los productos que utiliza que pudiesen actuar como irritantes.
  • Intentará identificar y diagnosticar la causa de la dermatitis.
  • Le recomendará las opciones de tratamiento que puedan reducir los síntomas de la dermatitis o actuar sobre la causa subyacente.

Opciones de tratamiento

Dado que la dermatitis puede estar provocada por diversas causas subyacentes, las opciones de tratamiento adecuadas diferirán de una persona a otra. Existen ciertas recomendaciones que puede seguir mientras espera a tener su cita con un profesional sanitario para así evitar los potenciales irritantes y asegurarse de que la afección no siga empeorando.

Pese a que no existe una cura para la dermatitis, si un tratamiento ha dado buenos resultados para su sarpullido, lo más probable es que vuelva a funcionar si el problema reaparece en el futuro.

Algunas de las opciones de tratamiento y los paliativos para la dermatitis perioral son:

  • Evitar el uso de productos que puedan irritar la zona afectada, cremas, maquillaje etc
  • Dejar de utilizar exfoliantes o limpiadores demasiado agresivos en esa zona.
  • No consumir chicles, ya que pueden desencadenar el sarpullido.
  • Optar por un jabón suave o un sustituto del jabón que sea delicado con la piel.
  • Evitar el uso de productos como el dentífrico, ya que pueden provocar el sarpullido.
  • Interrumpir el uso de esteroides tópicos que no haya sido prescrito por un profesional.
  • Hablar con su profesional de la salud para que le pueda realizar un diagnóstico y prescribirle un tratamiento, que podría ser antibiótico, tópico o un cambio en su estilo de vida.

Una apuesta segura para evitar que el sarpullido empeore es interrumpir el uso de esteroides tópicos y de dentífricos que contengan abrasivos.

La dermatitis perioral es una afección que puede reaparecer a lo largo de la vida, por lo que siempre es bueno conocer las causas habituales y las opciones de tratamiento. Ahora, ya conoce la importancia de evitar los irritantes y de buscar la ayuda de un profesional para conseguir mejores resultados a largo plazo.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.