encias sangrantes

Tratamiento para el sangrado de las encías | Colgate® Oral Care

Se está cepillando los dientes; después, pasa a limpiarlos con hilo dental u otro accesorio interdental; y, de repente, se da cuenta de que está sangrando ligeramente. Puede pensar que no es nada grave, y es posible que no lo sea, pero lo que está claro es que debería acudir a una revisión con su dentista. El sangrado de encías puede ser el principio de una gingivitis y puede acabar resultando en una fase avanzada de la enfermedad periodontal. Pero tenemos buenas noticias: con el tratamiento adecuado, podrá cambiar el cuento.

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es una forma leve de la enfermedad periodontal causada por una acumulación de placa (a veces, denominada biopelícula) en los dientes. Produce rojez, irritación e inflamación de las encías en torno a la base de los dientes.

Si no se trata, la gingivitis puede llegar a convertirse en la enfermedad periodontal y provocar la pérdida de piezas dentales. Si el higienista dental se encuentra con sangrado, inflamación o irritación, esto podría significar que hay presencia de gingivitis. Con el cuidado bucodental adecuado y un tratamiento de seguimiento, los efectos de la gingivitis se pueden revertir.

Tratamiento profesional para el sangrado de encías

Durante la visita, su dentista examinará la posición de sus dientes, mandíbulas y tratamientos dentales, como los empastes, las coronas y los puentes, para determinar si hay algún problema de alineación que no le permita cepillarse o utilizar el hilo dental correctamente. Si hay algún problema, el dentista podrá recomendarle los tratamientos o estrategias para solucionarlo.

Su higienista comprobará que no se haya producido el retroceso de las encías mediante un sondeo periodontal, que permite medir el grosor del tejido gingival. Esta prueba se repetirá en otras citas para observar si la salud de sus encías está mejorando o empeorando.

Asimismo, el higienista le comentará el proceso de cepillado y limpieza interdental adecuado para ayudarle a mejorar su salud bucodental desde casa. Las pruebas, revisiones y limpiezas frecuentes resultan esenciales para controlar y revertir la enfermedad de las encías.

Tratamiento del sangrado de encías desde casa

  • Cepíllese los dientes y realice una limpieza interdental más a menudo y de mejor calidad. Siga las indicaciones de su higienista dental. Una rutina de cuidado bucodental adecuada marca la diferencia a la hora de eliminar las bacterias presentes en su boca que pueden inflamar las encías. Si se detecta en sus primeras fases, esto puede ayudar a revertir la enfermedad de las encías. Cepíllese con un cepillo de filamentos suaves y limpie bien los espacios interdentales con regularidad. Cada día, cepíllese los dientes dos veces y realice al menos una limpieza interdental.
  • Utilice un enjuague bucal antiséptico. Su profesional de la salud dental le recomendará que incorpore un enjuague bucal antiséptico a su rutina de cuidado bucodental. Este tipo de enjuagues antimicrobianos no solo ayudan a revertir la gingivitis, sino que reducen y eliminan las bacterias de la boca, contribuyendo así a prevenir la inflamación y el sangrado de encías. Asegúrese de comprobar y confirmar cuál es el enjuague bucal adecuado para usted con su dentista o higinista.
  • Coma mejor. Los alimentos saludables mejoran la salud bucodental al proporcionar a las encías los nutrientes adecuados. Es decir, coma más frutas y verduras y reduzca el consumo de alimentos azucarados, incluido el pan refinado.
  • Controle el estrés. La ansiedad puede afectar a su salud bucodental. El estrés puede incrementar las inflamaciones en el organismo, lo que puede provocar que sus encías sangren con facilidad. Asimismo, el estrés reduce la funcionalidad del sistema inmunitario, de tal modo que al organismo le resulta más difícil combatir las infecciones. Por otro lado, el estrés hace que le dedique menos tiempo a su autocuidado, lo que deriva inevitablemente en un menor cepillado.
  • No fume. Existen numerosas razones por las que fumar es perjudicial para la salud, incluida la de los dientes y las encías. De acuerdo con publicaciones en Scielo España, fumar debilita el sistema inmunitario, haciendo que le resulte más difícil combatir la enfermedad periodontal.
  • No comparta los vasos o cepillos de dientes.

Si se da cuenta de que le sangran las encías, es muy importante que lo comente con su profesional de la salud bucodental. Si no se trata, el sangrado de encías puede llevar a la gingivitis y a estados avanzados de la enfermedad periodontal. Cuanto antes se diagnostique el problema, mejor. Existen procedimientos que se pueden llevar a cabo en consulta o ciertas acciones que se pueden realizar en casa para ayudar a revertir la enfermedad de las encías y mejorar así su salud bucodental.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.