blanqueadores dentales

Cuatro tipos de productos blanqueadores

El blanqueamiento dental se ha convertido en la principal preocupación estética de muchas personas. Actualmente, los tratamientos blanqueadores en el odontólogo y los productos disponibles sin prescripción suelen tener una aplicación sencilla y pueden causar un efecto considerable en su sonrisa. Siga leyendo para conocer los cuatro productos blanqueadores más populares.

Causas de decoloración extrínseca de los dientes

Existen diversos hábitos respecto a nuestra alimentación, las bebidas que consumimos y nuestro estilo de vida que pueden afectar al tono de nuestros dientes con el paso del tiempo. De acuerdo con la Universitat de València, entre ellos podemos encontrar los siguientes:

  • El tabaco
  • El vino tinto
  • El café o té
  • Los refrescos de color oscuro
  • Las salsas de tomate
  • Las frutas oscuras como las frambuesas, los arándanos o las moras

Afortunadamente, los productos blanqueadores pueden eliminar las manchas superficiales de los dientes y los tratamientos blanqueadores en el odontólogo pueden ofrecer muy buenos resultados en poco tiempo. Descubra cuatro tipos de productos blanqueadores a continuación.

1. Dentífricos y enjuagues bucales blanqueadores

No le resultará complicado reemplazar su dentífrico y enjuague habituales por otros con propiedades blanqueadoras. Estos pueden contener abrasivos suaves que eliminarán con delicadeza las manchas superficiales de sus dientes mediante el cepillado. De acuerdo con la Comisión Europea, los enjuagues bucales blanqueadores pueden contener peróxido de hidrógeno u otros ingredientes blanqueadores. Asimismo, existen cepillos blanqueadores especiales disponibles en el mercado que pulen los dientes sin abrasión, gracias a unos filamentos especiales.

2. Chicles y tiras blanqueadoras

Los chicles blanqueadores sin azúcar pueden ser de gran beneficio para sus dientes en múltiples aspectos. En primer lugar, el chicle estimula la producción de saliva que facilita la eliminación de las bacterias y los restos de alimentos de la boca. En segundo lugar, los ingredientes blanqueadores que contienen pueden crear una capa protectora sobre los dientes para prevenir la aparición de manchas. Llevar consigo chicles blanqueadores para mascar después de las comidas puede ayudarle a mantener los resultados tras un tratamiento blanqueador.

Las tiras blanqueadoras son pequeñas bandas de plástico que contienen un gel de peróxido y que se aplican sobre los dientes. Dependiendo de las instrucciones del fabricante, las tiras blanqueadoras pueden utilizarse hasta 30 minutos al día durante dos semanas para conseguir un resultado considerable.

3. Férulas blanqueadoras

Las férulas blanqueadoras pueden ser una o más férulas similares a los protectores bucales que contienen una solución blanqueadora a base de gel. Existen comercios que las venden, pero también podrá solicitar a su odontólogo que le elabore una férula a medida para utilizarla con productos blanqueadores profesionales. Si recurre a su odontólogo, extraerá una impresión de sus dientes para crear una férula a medida que se adapte perfectamente a su boca. Las férulas sin prescripción contienen una concentración de peróxido inferior a la que presentan los procedimientos realizados en consulta. Tal y como ocurre con las tiras blanqueadoras, las férulas suelen utilizarse varios días a la semana durante hasta dos semanas para conseguir mejores resultados.

4. Tratamiento de blanqueamiento dental en consulta

Los tratamientos de blanqueamiento realizados en la consulta de su odontólogo pueden ofrecerle excelentes resultados. En primer lugar, el odontólogo colocará un revestimiento protector en el tejido gingival y los labios para protegerlos de los ingredientes blanqueadores agresivos. Después, aplicará el gel blanqueador e iluminará los dientes con una lámpara ultravioleta que activará el tratamiento. Normalmente, este proceso incluye una concentración más elevada de ingredientes blanqueadores que los que se pueden encontrar en los productos sin prescripción. Si bien es cierto que los tratamientos en consulta resultan más caros que los productos que podemos encontrar en diversos establecimientos comerciales, los resultados suelen ser mejores y más duraderos.

Consideraciones a tener en cuenta antes de escoger un tratamiento blanqueador

Los resultados del blanqueamiento no son permanentes, por lo que normalmente se necesita realizar algún retoque e incluso repetir el tratamiento para mantener el blanqueado.

Lo más importante, antes de someterse a cualquier tratamiento blanqueador, es llevar a cabo unos hábitos de higiene bucodental adecuados. Asimismo, deberá solucionar previamente la aparición de cualquier caries o gingivitis; de lo contrario, podría sufrir sensibilidad dental o inflamación de las encías. Hable con su odontólogo antes de utilizar cualquier producto o tratamiento blanqueador para cerciorarse de encontrar la manera más segura de conseguir una sonrisa más blanca con los mejores resultados posibles.

Conservar una sonrisa sana es primordial y mantener una higiene bucodental adecuada le ayudará a mantener su sonrisa más brillante durante más tiempo. Los productos blanqueadores que se comercializan en diversas tiendas suelen ser más asequibles y fáciles de usar. No obstante, someterse a un tratamiento blanqueador en la consulta de su odontólogo seguramente le ofrecerá resultados más duraderos. Su profesional de la salud dental podrá ofrecerle consejos y recomendaciones acerca del tratamiento blanqueador que mejor le convenga.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.