Qué debe hacer si se ha fracturado un molar

¿Qué hay que hacer si alguien en la familia se fractura una pieza dental? Acciones tales como morder hielo o masticar caramelos duros o la mala costumbre de rechinar los dientes pueden dar como resultado un diente fracturado. Los molares son especialmente vulnerables a las fracturas, puesto que soportan mayor presión durante el proceso de masticación. Los síntomas pueden ser notorios o no, pero en cualquier caso debe concertar lo antes posible una cita con el dentista para que pueda revisar el molar y determinar la gravedad de la rotura. Una fisura menor puede ser un simple problema estético, pero las fracturas graves ciertamente requieren tratamiento.

Antes de acudir al dentista

Una fractura dental puede causar poco o ningún dolor. Es posible que solo se note al comer o si se expone la pieza a líquidos muy calientes o fríos. Preste atención al lugar exacto donde siente dolor para indicárselo al dentista e intente no masticar en la zona del molar fisurado, ya que la presión podría ensanchar la fractura e irritar el tejido blando dental interno, que alberga los nervios y vasos sanguíneos.

Fracturas dentales menores

Si la fractura no es muy grande y solo afecta a la capa externa del diente —el esmalte—, es posible que el dentista no le recomiende ningún tratamiento. Estas roturas menores son relativamente frecuentes en las personas adultas y se las conoce como líneas de fisura. Con solo pulir el diente, suele ser posible mejorar su aspecto.

Tratamiento de un molar fracturado

Cuando una fisura traspasa el esmalte, se requiere tratamiento para prevenir problemas tales como infecciones o fracturas más profundas. Dependiendo de la gravedad de la fractura, el dentista puede recomendar la aplicación de una corona, practicar una endodoncia o extraer la pieza. En algunos casos, se puede utilizar material de empaste para reparar la grieta y, con una corona, evitar que empeore. Si se ha visto afectado el tejido blando contenido en el interior del diente, el odontólogo puede practicar una endodoncia para eliminar la parte dañada. Aunque la endodoncia es un tratamiento más agresivo que la colocación de una corona, a veces permite salvar la pieza aunque la fractura la haya afectado por completo. La última opción es extraer el molar. Se recurre a ella cuando no es posible conservar la pieza porque está dañada la raíz.

Los accidentes, los alimentos muy duros y el bruxismo pueden provocar fisuras o fracturas. Si le sucede, consulte al dentista de inmediato para determinar cuál es el mejor tratamiento dental en su caso.

 

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS