¿Necesita un cuidado dental de emergencia?

Urgencia dental

Le ha surgido un problema dental a mitad de noche. ¿Vale la pena llamar al dentista tan tarde o debería dirigirse al centro de urgencias? Descubra cómo reconocer una emergencia dental y qué debería hacer cuando le surja una.

¿Qué es una emergencia dental?

Las emergencias dentales requieren una atención inmediata para aliviar el dolor intenso, tratar un alto riesgo de infección o salvar un diente en peligro. A veces, un accidente puede dejar un diente tambaleándose y la emergencia es obvia, pero otras veces puede que tenga dolor o incomodidad y no sepa qué hacer. Pérdida de empastes, carillas astilladas y aparatos dentales rotos: todo ello resulta molesto, pero no requiere un cuidado dental de emergencia. Estos son algunos ejemplos de emergencias dentales en las que debería actuar rápidamente:

Dientes agrietados, astillados o tambaleándose

Para roturas pequeñas y fracturas menores podrá esperar a llamar al dentista durante el horario laboral habitual. Sin embargo, si el diente ha sufrido una rotura grave, falta una pieza grande, el nervio está dañado o suelto o se ha salido por completo, busque asistencia médica inmediata.

Mientras espera a que lo atiendan, hay un par de cosas que puede hacer para aliviar el dolor y salvar el diente. Si el diente está roto, enjuáguese la boca con agua caliente para limpiar la zona, y aplique a continuación una compresa fría en el rostro para reducir la hinchazón.

Si el diente está suelto Zona hospitalaria recomienda que intente colocar el diente de nuevo en la cavidad sin tocar la raíz. A veces, morder una gasa húmeda o una bolsita de té resulta de ayuda, pero tenga cuidado de no tragarse el diente. Si esto no funcionase, coloque el diente entre la mejilla y la encía o en un recipiente de leche y saliva hasta que pueda ver a un dentista. Una compresa húmeda y fría puede ayudar con el sangrado.

Dolor de diente, dientes o mandíbula

Si está experimentando un dolor grave y duradero en el diente o la mandíbula, contacte con su dentista. Especialmente, si el dolor está acompañado de hinchazón, fiebre, mal sabor de boca o dificultades para tragar. Estos síntomas suelen indicar la presencia de una infección, y necesitará que un dentista le examine la boca y le ofrezca un tratamiento adecuado. Puede que tenga un absceso dental, es decir, una infección en la pulpa dental. El tratamiento requerirá antibióticos, drenaje de la infección o un canal de la raíz.

Encías sangrantes o doloridas

Un ligero sangrado al usar el hilo dental puede ser un signo temprano de gingivitis, pero no requiere una llamada nocturna. Sin embargo, si el sangrado es excesivo y recurrente, es hora de ponerse en contacto con el dentista y concertar una visita. Las encías sangrantes o doloridas son un signo común de una enfermedad periodontal, y es importante empezar el tratamiento lo antes posible para mantener las encías, los dientes y el hueso y el tejido de soporte sanos. El tratamiento variará en función de la gravedad de la afección.

Qué hacer si necesita un cuidado dental de emergencia

Si tiene una emergencia dental, llame primero a la consulta de su dentista. Aunque esté cerrada, puede haber un número de urgencias o instrucciones de contacto disponibles en su buzón de voz. También puede visitar su sitio web para buscar un número de emergencia. Si su tratamiento puede esperar hasta el siguiente día laborable, deje un mensaje. Las clínicas dentales suelen dejar espacio en la agenda para visitas de emergencia, así que podrá ser atendido rápidamente.

Si no puede ponerse en contacto con su dentista, diríjase al centro de emergencias más cercano. El equipo podrá decidir si necesita ver a un dentista inmediatamente y le podrá facilitar analgésicos para aliviar los síntomas.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

Artículos relacionados