Dentición: signos y tratamiento

Signos y tratamiento de la dentición

Uno de los puntos de referencia del primer año de vida de un bebé es la aparición del primer diente; sin embargo, la dentición es un momento al que temen muchos padres. A menudo, los bebés se alteran o se vuelven irritables cuando se produce la erupción dental. Calmar al bebé y ayudarle a sobrellevarla puede ser una tarea ardua, aunque no imposible.

¿Cuándo comienza la dentición?

El primer diente suele aparecer en torno a los 6 meses de vida, aunque no es anormal que su erupción tenga lugar entre los 3 y los 14 meses. En algunos niños, los dientes se desarrollan de uno en uno, mientras que otros aparecen dos o incluso tres a la vez. En España, los odontólogos recomiendan visitar al dentista dentro de los 6 meses siguientes a la erupción del primer diente o con ocasión del primer cumpleaños. Si, al cumplir un año, aún no se ha desarrollado ningún diente, un dentista pediátrico o general podrá evaluar el caso con mayor detalle.

Signos de que están a punto de salirle los dientes al bebé

A pesar de lo que cuentan las abuelas, no hay signos universales que anuncien la dentición. Más de un padre y madre ha asociado erróneamente la fiebre, el moqueo o la diarrea con el anuncio del primer diente, pero ninguno de esos síntomas está respaldado por datos científicos. Los síntomas de la dentición varían de un niño a otro. Algunos bebés parecen no sentir malestar, mientras que otros manifiestan dolor y sensibilidad a lo largo de varias semanas, normalmente según la velocidad a la que crece el diente.

 Un bebé puede presentar uno o más de los siguientes signos como indicación de la dentición:

  • Babeo abundante
  • Tejido gingival inflamado, con protuberancia visible o sin ella
  • Frotamiento repetido de los ojos, las mejillas o las orejas
  • Rechazo del biberón o la comida al intentar alimentarlo
  • Irritabilidad
  • Dificultades para descansar o dormir a las horas habituales
  • Necesidad constante de mordisquear artículos sólidos

Obviamente, estos signos también pueden indicar otras cosas, pero es bastante probable que la combinación de dos o más de estos síntomas se deba a que el bebé está en proceso de dentición.

Cómo aliviar el dolor de la dentición

Por suerte, existen muchos métodos para el tratamiento de la dentición. Los analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno, pueden ayudar a aliviar el dolor. También hay productos adormecedores que contienen benzocaína tópica (similar al gel que utilizan los odontólogos), si bien algunas investigaciones señalan que deben usarse con gran moderación, ya que pueden afectar a los niveles de oxígeno en sangre del bebé.

Otra opción para sobrellevar la dentición son los mordedores refrigerados para bebés. Ejercer presión con un dedo limpio sobre las encías puede transmitir una sensación de alivio.  Sin embargo, debe evitarse que el bebé mastique alimentos duros, ya que conllevan riesgo de asfixia. Darle un baño caliente y mecerlo suavemente también puede ayudar a calmar y relajar al niño. 

Cuidado de los nuevos dientes

Utilizar una gasa para limpiar suavemente la boca del bebé es una buena costumbre, incluso antes de que aparezca el primer diente. En estas primeras etapas, el dentífrico no es tan importante como la eliminación mecánica de las bacterias. En la primera visita del bebé al dentista, al cumplir el primer año, el odontólogo indicará a los padres los pasos necesarios para cuidar los dientes y las encías del bebé. Es recomendable preguntar cualquier duda en esta primera visita, ya que la salud bucodental de un niño depende de la colaboración entre los padres y la consulta dental.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

Artículos relacionados