Tratamiento para la estomatitis para 3 tipos de llagas bucales

Tratamiento de la estomatitis

La boca ayuda en muchas funciones importantes: comunicarse, comer y respirar entre otras. Pero, como otras partes y órganos del cuerpo, algo puede no funcionar bien. La aparición de llagas o inflamaciones dentro de la boca, en la lengua, las encías, las mejillas o el labio interno, se llama estomatitis, explica Cruz Roja. La estomatitis es un problema común que afecta a muchas personas en algún momento, y existen diferentes tipos. Esto es lo que necesita saber sobre ella, el tratamiento y el alivio del dolor.

Estomatitis herpética y tratamiento

El virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1) causa estomatitis herpética, comúnmente conocida como úlceras bucales. Este virus es extremamente contagioso a través de la saliva y suele contraerse entre los 6 meses y los 5 años. En muchos casos, una persona con HSV-1 no muestra ningún síntoma. Cuando los síntomas están presentes, hay que vigilar el babeo, la fiebre, la dificultad para tragar y el malestar, afirma Cruz Roja. Las encías también podrían sangrar, enrojecerse o inflamarse.

Si se le ha diagnosticado estomatitis herpética, significa que la tendrá durante toda la vida. Su cuerpo no tiene forma de expulsar el virus que causa las llagas. Sin embargo, los brotes no son graves, de modo que el tratamiento de la estomatitis se realiza con medicamentos sin receta para aliviar el dolor y reducir la fiebre. Los niños deberían tomar también muchos líquidos durante un brote. El brote suele mejorar después de dos semanas o incluso antes. Para los brotes frecuentes, el médico puede prescribirle medicamentes antivirales.

Estomatitis aftosa y tratamiento

Las aftas, conocidas oficialmente como estomatitis aftosa, son llagas redondas y dolorosas en la boca. Pueden desarrollarse de forma individual o hasta 10 al mismo tiempo. Son bastante comunes.

Las aftas se pueden encontrar en familias, y no son contagiosas. Los científicos no están 100 % seguros de su origen, pero se cree que son el resultado de una deficiencia en el sistema inmunitario del cuerpo. Entre los desencadenantes comunes se incluyen alimentos ácidos, heridas en la boca, estrés emocional y cambios en los niveles hormonales relacionados con la menstruación.

Los síntomas incluyen una sensación de hormigueo o ardor en la lengua, el labio interior o la parte interior de la mejilla. Las llagas tardan dos o tres días en formarse, y pueden ser pequeñas o grandes. Las llagas pequeñas desaparecen tras un par de semanas sin dejar cicatriz. Las grandes, por su parte, suelen ser dolorosas y pueden dejar cicatrices.

No puede prevenir las aftas ni tratarlas. Pero sí puede tratar los síntomas, como el dolor punzante. Comer alimentos blandos, enjuagarse con agua caliente y aplicar geles para aliviar el dolor reducirán los síntomas. Las llagas más grandes pueden requerir medicamento con esteroides.

Estomatitis candidiásica y tratamiento

Este tercer tipo de estomatitis, también conocida como candidiasis, afecta a personas con dentadura postiza, diabetes o que toman esteroides orales o tienen dificultades para mantener la boca limpia. Las zonas rojas bajo la dentadura o las llagas rojas en la comisura del labio son signos que hay que tener en cuenta.

La afección se debe a un crecimiento excesivo de la cándida, un hongo presente en la boca. De forma que, para tratar la candidiasis, el primer paso es mantener una buena higiene bucodental. Esto incluye el cepillado periódico y el enjuague con un colutorio. Si utiliza dentaduras postizas, asegúrese de limpiarlas después de cada comida. Déjelas en remojo por la noche cuando no las lleve puestas. Fumar también favorece el crecimiento del hongo, de modo que para mejorar su salud bucodental.

Necesitará medicación si estos hábitos de higiene bucodental no son suficientes para tratar la candidiasis. En tal caso, hable con su médico o dentista.

Si padece úlceras bucales, aftas o candidiasis, probablemente, su mayor prioridad sea aliviar la incomodidad. Las opciones de tratamiento casero, como los reductores de la fiebre, los analgésicos y los geles y enjuagues bucales, le ayudarán a conseguir el alivio que necesita.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

Artículos relacionados