Los peligros de usar un raspador dental en casa

Usar un raspador dental en casa

Cuando acude a la consulta del dentista para someterse a una limpieza bucal, el higienista dental utiliza instrumental dental especializado. Una de estas herramientas es un escarificador dental, también llamado raspador. Es posible que haya visto herramientas de este tipo a la venta en su farmacia local.

Cómo funcionan estos instrumentos de limpieza

Estas herramientas metálicas tienen bordes afilados, que los higienistas utilizan para eliminar la placa y el sarro de los dientes. Durante el raspado dental, se elimina la placa presente en la superficie dental y bajo la línea de las encías. Los higienistas también pueden escarificar la superficie de las raíces (proceso conocido como alisado radicular) para suavizar la zona y eliminar la placa y las manchas.

Eliminar la placa es importante. Si se deja que la placa se acumule en los dientes, puede causar diversos problemas, como gingivitis y caries. Las bacterias presentes en la placa liberan ácidos a medida que se alimentan, los cuales descomponen el esmalte dental y pueden igualmente provocar enfermedades periodontales. Sin embargo, aunque la placa debe eliminarse, no hay que hacerlo en casa. El proceso debe dejarse en manos de un profesional dental, ya sea higienista o dentista.

Los peligros de tratar de raspar la placa dental en casa

Aunque los escarificadores están ampliamente disponibles, no es buena idea usarlos por cuenta propia, pues se trata de instrumentos médicos especializados que requieren formación para utilizarse de manera segura. Los higienistas dentales reciben formación profesional y están colegiados. En la Gaceta Dental se especifican los estudios que debe cursar un higienista dental en España. Sus amplios conocimientos garantizan que los higienistas dentales estén en condiciones de utilizar los escarificadores dentales y demás herramientas de forma segura.

Dado que los raspadores de placa son afilados, un uso inadecuado puede dañar el delicado tejido gingival. Los traumatismos de este tejido, además de ser dolorosos, pueden provocar la recesión de las encías, lo que significa que el tejido gingival se retrae y deja expuesta la zona sensible de la raíz dental. Un raspador de placa punzante también puede causar lesiones en las mejillas, la lengua u otros tejidos blandos.

Las infecciones también pueden ser resultado del uso inadecuado de un raspador de placa. Puede arrastrarse el sarro involuntariamente bajo la línea gingival y causar problemas en las encías.

Eliminar la placa de forma segura

Si le preocupa la placa, acuda al dentista para que le haga una revisión y determine si presenta placa, sarro u otros problemas dentales que necesiten tratamiento. En caso necesario, un higienista dental titulado y colegiado puede eliminar la placa dental de forma segura.

Aunque no es buena idea usar un escarificador en casa, puede seguir ciertos pasos para mantener los dientes sanos hasta la próxima visita al dentista. Utilice el hilo dental a diario, cepíllese los dientes dos veces al día con un cepillo de filamentos suaves y el dentífrico Colgate Total Advanced Deep Clean, que combate los gérmenes durante 12 horas y ayuda a mantener la sensación de una limpieza dental recién hecha, ya que contiene sílice para limpiar en profundidad de forma similar a los productos del dentista.

Eliminar la placa es importante para disfrutar de una buena salud bucal, pero no es un procedimiento doméstico. Si le preocupa que se acumule, visite al dentista y al higienista dental para recibir un tratamiento de salud bucodental óptimo y seguro.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS