Endodoncia: Una guía paso a paso.

Views

A pesar de lo que haya podido escuchar o leer en Internet, el objetivo de una endodoncia es salvar un diente que presente una infección grave. Tal y como apunta Dentaly, los dentistas llevan a cabo este procedimiento para retirar las bacterias y el tejido muerto o en descomposición del interior del diente.

Las técnicas y la tecnología modernas han contribuido a la evolución de las endodoncias para dar paso a tratamientos llevaderos que no suelen requerir más de una o dos visitas al dentista o al endodoncista.

¿Cuándo es necesario el tratamiento?

Normalmente, las endodoncias son recomendables o necesarias cuando existe una infección profunda en el interior del diente. La infección de la pulpa dentaria puede estar provocada por las bacterias de alguna lesión o por no haber tratado una caries grave. Si dicha infección no recibe tratamiento puede llegar a ser tan grave que será necesario extraer el diente. Si su dentista le ha recomendado esta solución, aquí le ofrecemos una guía paso a paso de lo que debe esperar durante y después del procedimiento.

Cómo se realiza una endodoncia paso a paso

Tal y como indica Dentaly, una endodoncia es, en esencia, un proceso que consta de cuatro pasos, que se suelen llevar a cabo durante una o dos visitas a la consulta del dentista.

  1. Por medio de una inyección, el dentista administra una anestesia local para dormir el diente y, a medida que la aguja penetra en la zona, es habitual sentir un ligero pinchazo. Una vez que el diente está anestesiado, el endodoncista suele colocar un protector bucal, un pequeño dique de goma que aisla el diente para mantenerlo limpio y seco durante el procedimiento.

  2. A continuación, su dentista utilizará unas herramientas muy pequeñas, como un pequeño taladro, para crear una apertura en la parte superior del diente que le permita acceder a su interior. Después, recurrirá a pequeñas limas que le permitirán retirar la pulpa dañada e infectada del interior del diente, así como dar forma a la cámara pulpar del diente y la raíz. Asimismo, el dentista seguramente irrigue la cámara con agua, para extraer toda la pulpa restante, y con una solución antimicrobiana para matar a todas las bacterias restantes y reducir así el riesgo de futuras infecciones.

  3. Una vez que la cámara está completamente limpia y seca, el endodoncista la suele rellenar con un material similar a la goma que se llama gutapercha. Su dentista cerrará la apertura del diente con un empaste temporal, mientras espera a que le coloquen la corona permanente.

  4. Tras unas pocas semanas, su dentista completará el tratamiento con la colocación de una corona permanente o algún tipo de reparación similar encima del diente. Dependiendo de las condiciones en las que se encuentre su diente natural, el dentista necesitará colocarle un pilar de soporte en el interior de la cámara de la raíz, para aportar estabilidad a la corona o a la reparación correspondiente.

Después del procedimiento

Después de una endodoncia resulta imprescindible que cuide bien sus dientes y encías. Será necesario que concierte otra consulta con su dentista para que le realice una radiografía del diente tratado y se asegure así de que todos los signos de infección han desaparecido. Además de las dos visitas anuales para revisiones y limpiezas, es importante que mantenga una rutina de cuidado bucodental adeacuada en casa, que incluya dos cepillados al día con un dentífrico que combata los gérmenes durante 12 horas. Con cuidado y atención, un diente al que se le haya practicado una endodoncia puede permanecer sano para el resto de su vida.

 

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

Artículos relacionados