Sarpullidos en la boca: tratamiento y prevención

Es posible que piense que los sarpullidos en la boca solo afectan a los bebés y niños pequeños, pero existen algunos factores que pueden provocar rojeces e irritación en la piel a cualquier edad. Sin embargo, las causas suelen ser diferentes, especialmente porque los adultos utilizan diversos productos que pueden provocar irritación. La prevención es la mejor manera de deshacerse de los sarpullidos alrededor de la boca de una vez por todas, pero es necesario realizar un poco de labor detectivesca para discernir qué podría ser exactamente lo que causa esta reacción de la piel.

Sarpullidos en la boca: signos y síntomas

El tipo de sarpullido que experimente dependerá en gran medida de cuál sea su causa. Si es el resultado de una congestión o irritación de los poros, se manifestará mediante bultos llenos de pus semejantes al acné. Otros pueden presentarse como piel seca o escamada, mientras que otro tipo puede ser simplemente una rojez que surge tras haber utilizado determinados productos irritantes. Seguramente sienta ardor o picazón en la piel pero debe resistir la tentación de rascarse, puesto que puede hacer que el sarpullido empeore.

La mayoría de los sarpullidos se encuentran alrededor de la boca y no se extenderán a menos que sea el síntoma de algo más grave. De acuerdo con Diario Sanitario, algunas enfermedades de transmisión sexual pueden provocar ronchas alrededor de la boca, como por ejemplo el herpes, que suele causar ampollas y heridas alrededor de la boca, así como una sensación general de cansancio y fiebre. Si el sarpullido de la boca se presenta acompañado de otros síntomas, como fiebre, cansancio, sarpullidos y heridas en otras zonas del cuerpo, o llagas en el interior de la boca, visite a su médico puesto que podría ser un indicio de que existe algún problema más grave.

Sarpullidos en la boca: causas de la irritación

Los sarpullidos alrededor de la boca se conocen bajo el nombre de dermatitis perioral y pueden surgir como resultado de diversos factores. La superficie de su piel puede ser sensible a los cambios de productos de uso tópico, lo que puede ser una de las primeras causas que deben contemplarse. De acuerdo con Onmeda, estas son algunas de las causas más comunes:

  • El uso de dentífricos fluorados
  • Una infección
  • La aplicación intencionada o accidental de esteroides tópicos, como la hidrocortisona, alrededor de la boca
  • El babeo excesivo
  • Los cosméticos, protectores solares u otros productos para el cuidado de la piel
  • La rosácea
  • Cambios hormonales, como los que se producen durante el embarazo o la toma de anticonceptivos orales
  • La falta de higiene facial regular

La buena noticia es que, en la mayoría de los casos, la dermatitis perioral puede tratarse rápidamente siempre que se identifique cuál es el factor que la provoca. En algunos casos, puede ser necesario realizar algunas pruebas, así como reflexionar acerca de cualquier cambio en el cuidado de su piel o en sus hormonas que pueda estar provocando esas rojeces e irritaciones en la piel.

Sarpullidos en la boca: tratamiento y prevención

La primera estrategia para tratarlos es detener la aplicación de cualquier producto que pueda estar causando la irritación. Esto se aplica especialmente a los esteroides tópicos, así como a los protectores solares, el maquillaje, las lociones o los dentífricos fluorados. Seguramente, su dermatólogo también le recomiende un antibiótico oral o tópico que ayude a combatir cualquier infección que puedan estar provocando esas manchas rojas y escamosas alrededor de su boca.

Cuando tenga un sarpullido, deje de utilizar cualquier producto de higiene facial perfumado. En su lugar, pase a utilizar únicamente agua hasta que el sarpullido desaparezca, y después, empiece a utilizar un jabón suave no perfumado u otra alternativa al jabón. Puede pedirle alguna recomendación a su dermatólogo. Asegúrese de llevar a cabo una correcta higiene facial, limpiándose el rostro todas las noches y lavando la funda de las almohadas a menudo. Asimismo, intente evitar los alimentos picantes o ácidos, puesto que pueden entrar en contacto con su piel y causar la aparición de un sarpullido.

Si todo va bien, no tendrá que lidiar con el sarpullido durante mucho tiempo: identifique la causa y busque alternativas para darle un respiro a su piel, curar el sarpullido y evitar que reaparezca en el futuro. Asimismo, recuerde cuidar también el interior de su boca. Mantenga unos buenos hábitos de higiene bucodental y contemple la opción de añadir un enjuague bucal a su rutina que acabe con el mayor porcentaje de gérmenes posible.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS