Articulación Temporomandibular: ¿Qué es y cómo funciona?

VIEWS:

A menudo, para hablar de la articulación temporomandibular se hace referencia a la ATM, pero ¿de qué se trata? En realidad, esta articulación se encuentra en la base del cráneo, delante de la estructura del oído, y conecta el maxilar inferior con el superior. A diferencia de la mayoría de las articulaciones del cuerpo, la articulación temporomandibular presenta una estructura única, puesto que está compuesta por una protrusión redondeada de la mandíbula que se asienta en una cavidad presente en el cráneo, y una estructura discal, compuesta por un tipo de hueso flexible llamado cartílago, ubicado entre dos huesos (disco articular).

Estas partes de la ATM se mantienen unidas por medio de unos ligamentos que proceden de diferentes partes de la cabeza y el cuello para sostener la mandíbula y guiar sus movimientos. Estos ligamentos están conectados con varios músculos de los que depende el movimiento del maxilar inferior.

¿Cómo funciona la ATM?

La ATM funciona de dos maneras: la primera, como si fuese la bisagra de una puerta, simplemente para abrir y cerrar la boca; la segunda, mediante un movimiento conocido como traslación, a través del cual el maxilar inferior se mueve hacia abajo y hacia delante. Este último permite que la ATM se mueva hacia delante, hacia atrás y hacia ambos lados para poder así realizar acciones como comer, bostezar o cantar, entre otras.

¿Qué le puede ocurrir a la ATM?

Como cualquier otra articulación del cuerpo, la ATM puede fracturarse, inflamarse y producir dolor, provocando una limitación del movimiento de la mandíbula y haciendo que el dolor se extienda hacia la zona de la cabeza y el cuello. Rara vez se produce una fractura en el disco articular, pero este puede desplazarse causando un dolor agudo e inflamación. A diferencia de otras articulaciones como las rodillas o las caderas, la artritis de la AMT es muy poco común y resulta muy difícil tratarla únicamente con medicamentos antiinflamatorios. No obstante, el dolor en la ATM suele ser temporal y puede tratarse aplicando frío y calor para aliviar el dolor de los ligamentos y músculos que la rodean.

¿Qué ocurre con el bruxismo?

En ocasiones, el dolor de la ATM procede de los dientes y no de la propia articulación o de los ligamentos que la rodean.

El bruxismo, por ejemplo, puede resultar perjudicial si los dientes están mal alineados y algunos movimientos hacen que rechinen entre ellos provocando dolor en la articulación. El estrés –tanto si está relacionado con la vida profesional como con la personal– puede ser el causante de una actividad excesiva de la mandíbula. Si se determina que esta es la causa de su dolor mandibular, es posible que su médico de cabecera le recomiende acudir al psicólogo para tratar el problema subyacente.

Asimismo, el bruxismo que consiste en apretar los dientes puede provocar dolor en la ATM y algunos pacientes realizan esta acción por la noche mientras duermen. Su dentista seguramente le prescriba una férula de plástico o una protección nocturna, fabricada para ayudarle a aliviar los síntomas una vez que se le haya realizado un diagnóstico en profundidad.

¿Qué ocurre si es necesario realizar una intervención quirúrgica en la ATM?

A pesar de ser inusual, a veces, es necesario practicar una intervención quirúrgica para corregir ciertos problemas de la ATM, tal y como explica Manual MSD. En ocasiones, es recomendable acudir a un cirujano oral o maxilofacial y realizar algunas radiografías especiales para determinar si su tratamiento para la ATM debe incluir la cirugía. Normalmente, estos procedimientos son tan comunes como el tratamiento ortopédico que se necesita para curar una lesión de rodilla.

¿Cómo puedo conservar mi ATM para que esté sana?

Al igual que para mantener la salud de sus dientes, las visitas regulares a su dentista e higienista dental son cruciales para poder prevenir posibles complicaciones de la ATM a través de una revisión dental rutinaria. El uso de un dentífrico con flúor y el cepillado adecuado pueden ayudarle a evitar cualquier deterioro del esmalte provocado por una afección de la ATM.

Por tanto, ¿qué es la ATM?

Si acude al dentista al menos dos veces al año para detectar los posibles problemas antes de que se presenten, ni siquiera le hará falta saberlo. La ATM es como cualquier otra articulación de su cuerpo, y unos buenos hábitos de salud preventiva le garantizarán unas sonrisas y un masticado feliz para toda la vida.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

Artículos relacionados