4 remedios caseros para el dolor de muelas

Views:

Si el dolor de muelas aparece cuando no puede visitar a su dentista —por ejemplo, en medio de la noche— es posible que se sienta desesperado por aliviar el dolor. Puede probar alguno de estos remedios caseros para el alivio temporal del dolor de muelas.

1. Apósitos fríos

Si su dolor de muelas se presenta con inflamación, puede colocar un apósito frío contra la parte externa de la mejilla (dejándolo durante 20 minutos y retirándolo otros 20), lo que le proporcionará algo de alivio. Tal y como explican en Saber vivir el frío ayuda a anestesiar la zona, lo cual puede aliviar el dolor de muelas así como reducir la hinchazón y la inflamación.

Los apósitos fríos pueden ofrecer un alivio temporal y ayudarle a dormirse de nuevo, pero no van a actuar sobre la raíz del problema. Si tiene una caries u otro problema dental, este no mejorará hasta que no acuda a su dentista.

2. Aceite de clavo

El aceite de clavo puede utilizarse para reducir las molestias y la hinchazón asociadas al dolor de muelas de manera temporal. Para poner en práctica este remedio casero impregne una bolita de algodón con un poco de aceite de clavo y frote suavemente con ella la zona de los dientes y encías en donde esté localizado el dolor.

El aceite de clavo contiene eugenol, un analgésico natural que es el encargado de que este remedio funcione. Sin embargo, el aceite de clavo contribuye a aliviar el dolor de muelas pero no a tratar el problema subyacente. Además tiene un sabor bastante desagradable por lo que quizás no sea el remedio más apetecible.

3. Enjuagues con agua salada

Si le duelen los dientes y tiene las encías inflamadas, los enjuagues con agua caliente con sal podrían proporcionarle algo de alivio. Añada un par de cucharaditas de sal en un vaso de agua caliente, enjuáguese bien la boca con la mezcla y después escúpala.

Aunque tanto el agua caliente como fría puede resultar molesta cuando tenga dolor de muelas, el agua caliente actúa como calmante, por lo que ayuda a aliviar el dolor y la sal contribuye a reducir la inflamación del tejido gingival. Una vez más, estos efectos solamente son temporales.

4. Medicamentos para el dolor de muelas

Para lidiar con el dolor de muelas puede tomar medicamentos de venta sin receta para el dolor, siguiendo las instrucciones del prospecto. Es importante que el medicamento no permanezca en contacto con la muela en cuestión puesto que podría provocar abrasión en el tejido gingival cercano y, por tanto, producir mayores molestias.

Los medicamentos analgésicos pueden aliviarle mientras espera a tener la cita con su dentista, pero como los demás remedios caseros, no son una solución a largo plazo. Si alivia el dolor con medicamentos pero no solicita un tratamiento, el problema podría empeorar.

Cuándo acudir al dentista

Dentaly recomienda acudir inmediatamente al dentista para que evalúe la causa de su dolor de muelas, así que lo mejor es que pida una cita cuanto antes. Los dentistas suelen dejar huecos disponibles para pacientes con urgencias, así que lo más probable es que pueda atenderle ese mismo día. Si presenta algún síntoma de absceso dental como fiebre, hinchazón del rostro o dolor persistente y su dentista no pudiese atenderle, acuda a urgencias para que se lo traten.

Prevención del dolor de muelas

Existen numerosas afecciones que provocan dolor de muelas pero las caries suelen ser la causa más habitual. Afortunadamente, hay muchas medidas que pueden tomar desde casa para proteger sus dientes de las caries. Cepille sus dientes dos veces al día con un cepillo de dientes que tenga los filamentos extrasuaves, especial para encías sensibles, y recuerde utilizar hilo dental. Asimismo, es importante que visite a su dentista con regularidad para someterse a revisiones. Si desarrolla una caries, esta podrá detectarse y tratarse antes de que le cause dolor.

Los remedios caseros para el dolor de muelas pueden aliviarle mientras espera a tener la cita con su dentista, pero no actuan sobre la raíz del problema.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS