Cepillarse los dientes con canciones de TV y otros consejos para los más pequeños

Profesora leyendo un libro a los niños

No es extraño tener dudas sobre cómo deben cuidarse los dientes de un menor en edad preescolar. Iniciar a los pequeños en el cepillado dental puede ser una tarea complicada. Sin embargo, no tiene por qué resultar difícil si tanto padres como hijos siguen estos consejos para mantener los dientes infantiles sanos y blancos como las perlas. Aparte de utilizar vídeos y canciones con personajes famosos de la televisión, existen otras estrategias para fomentar unos hábitos de salud bucodental adecuados en niños y niñas.

Comenzar la higiene bucodental con buen pie

Hay que comenzar a habituar a los niños a seguir las pautas de higiene bucal antes de que asome el primer diente. Se puede empezar por limpiar las encías y los dientes en erupción del bebé con una gasa húmeda, inmediatamente después de las comidas. De este modo, se acostumbra al bebé al proceso de higiene bucal y se eliminan los restos de alimentos y las bacterias que se aferran a los dientes y encías en erupción.

Iniciar al bebé en el cepillado dental

Los dientes infantiles deben empezar a cepillarse cuando el bebé tiene entre 12 y 18 meses. Para ello, es necesario usar un cepillo de filamentos suaves, diseñado para niños pequeños, inicialmente sin dentífrico. Intente que el proceso sea lo más divertido posible para el pequeño. Puede recurrir a personajes animados famosos para mostrarle cómo se efectúa el cepillado. Muchos padres ponen vídeos de Barrio Sésamo u otros programas en la pantalla de su teléfono móvil mientras cepillan los dientes del niño.

Incorporar el dentífrico al cuidado bucodental infantil

Una vez que el niño ha cumplido 3 años, se puede empezar a añadir una pequeña cantidad de dentífrico. Es suficiente con una gota de pasta de dientes del tamaño de un guisante. Asegúrese de que su hijo sepa que debe escupir la pasta dental en lugar de tragarla. Muéstrele cómo enjuagarse la boca para ayudarle a escupir los restos del dentífrico.

Apostar por un cepillado de calidad, más que de larga duración

Se recomienda dedicar al menos dos minutos a cepillar los dientes de los niños pequeños. Sin embargo, este tiempo puede no ser muy factible. Se sugiere centrarse en recorrer toda la superficie dental, especialmente de los molares. Es muy posible que el pequeño no le deje cepillarle los dientes durante dos minutos seguidos, pero debe tratar de llegar a todos durante el tiempo de que disponga. Puede utilizar canciones dedicadas al cepillado dental para medir la duración de las sesiones de higiene bucodental y a la vez motivar al pequeño.

Dejar que el niño se cepille solo

Cuando su hijo tenga suficiente destreza, puede empezar a cepillarse los dientes por su cuenta, bajo supervisión. Obviamente, hay que vigilarlo detenidamente durante el proceso. Es posible que necesite ayuda con los molares difíciles de alcanzar. La mayoría de los dentistas coincide en que hay que observar a los niños mientras se cepillan hasta los 8 o 9 años de edad. A veces, tienen demasiada prisa por ir a jugar o realizar otras actividades y es posible que no se cepillen los dientes adecuadamente.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

Artículos relacionados