Hongos labiales: síntomas, causas, tratamiento y prevención

Hongos labiales: síntomas, causas, tratamiento y prevención

Existe un tipo de hongo llamado cándida capaz de causar infecciones en la boca, la garganta e incluso los labios. En este último caso, se le suele denominar hongo labial.

Síntomas de los hongos labiales

Cuando la cándida afecta a los labios, las comisuras de la boca pueden mostrarse agrietadas y enrojecidas, como explica La Vanguardia. Estas grietas se conocen también como queilosis o queilitis. La cándida puede dar lugar a infecciones en el interior de la boca y, como detalla la Revista de Diagnóstico Biológico, provocar la formación de manchas blancas en la cara interna de las mejillas o en la lengua. Es posible observar regiones blancas en la zona labial interior.

Causas de los hongos labiales

La cándida está presente en la piel y el sistema digestivo de las personas sanas, aunque normalmente no causa ningún problema. Sin embargo, en algunas circunstancias, este hongo aparentemente inofensivo puede multiplicarse y provocar una infección llamada candidiasis.

El hongo puede afectar a los labios de las personas que usan prótesis dentales mal ajustadas. También puede darse si se lamen o frotan en exceso las comisuras de la boca. Algunas enfermedades subyacentes, como la diabetes y las deficiencias del sistema inmunitario, pueden aumentar la vulnerabilidad a la cándida.

Tratamiento de los hongos labiales

La cándida responde bien a los tratamientos. Ciertas pomadas pueden frenar las infecciones cutáneas. El médico también puede recetar enjuagues bucales o pastillas para chupar para eliminar los hongos de la boca. Para hacer frente a casos de candidiasis grave, se pueden administrar medicamentos orales. Su médico o dentista podrá proporcionarle información más específica sobre el tratamiento más adecuado en función de su situación particular.

Prevención de los hongos labiales

Si se utilizan prótesis dentales, comprobar que su ajuste sea adecuado puede prevenir la candidiasis en la boca y sus alrededores. Si una dentadura postiza no encaja bien, es posible que los maxilares superior e inferior no se separen lo suficiente, lo cual podría contribuir al desarrollo de hongos labiales. Visite al dentista para comprobar que su prótesis dental está colocada correctamente. Si la dentadura no encaja bien, es posible que el protésico dental pueda corregirla, bien añadiendo un revestimiento a la dentadura, bien fabricando una base nueva. La prótesis puede reconstruirse por completo, si es necesario.

La cándida se desarrolla en los pliegues húmedos de la piel que forman las comisuras de la boca. Si suele lamerse los labios o frotarse las comisuras, trate de erradicar la costumbre.

Mantener una buena salud bucodental puede contribuir a prevenir la candidiasis. Recuerde cepillarse los dientes dos veces al día con un cepillo como Colgate 360°, que incorpora las últimas innovaciones para conseguir una limpieza bucal total. No olvide tampoco el hilo dental.

Si cree que puede tener hongos labiales en las comisuras o los labios, acuda al dentista. Una vez eliminada la causa, el pronóstico de la candidiasis es bueno.

 

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS