Cómo alinear los dientes sin utilizar brackets

Alinear los dientes sin utilizar brackets

Una hermosa sonrisa y unos dientes rectos son el sueño de todo adolescente, así como de muchos adultos. Sin embargo, los brackets no son la única opción para conseguirlos. Veamos cómo alinear los dientes sin ellos, en función de cada caso particular.

Problemas que pueden corregirse sin brackets

Si su caso está entre los siguientes, es posible que pueda beneficiarse de un tratamiento de ortodoncia que no requiera brackets:

  • Apiñamiento leve. Si tiene los dientes tan solo ligeramente desviados debido a un apiñamiento menor, es posible que pueda solucionarlo con retenedores dentales.
  • Maloclusión. Corregir una mordida desalineada suele requerir aparatos para ajustar la posición de los maxilares.
  • Paladar subdesarrollado o estrechamiento del maxilar superior. Ensanchar el paladar con la ayuda de un disyuntor proporciona el espacio necesario para que los dientes se coloquen en la posición adecuada.

Su ortodoncista puede determinar cómo enderezar la dentadura sin brackets, en función del problema ortodóntico de que se trate. Independientemente del método elegido, no olvide mantener una higiene dental estricta durante el tratamiento para garantizar que los dientes se mantengan sanos y fuertes.

Retenedores

Los retenedores fijos, como los linguales adheridos, se sujetan con cemento dental a la cara interna de los dientes para evitar que se desplacen, lo cual ayuda a corregir la mordida del paciente y a enderezar los dientes. Un retenedor fijo es una buena solución a largo plazo, pero exige acudir a la consulta del dentista a la hora de retirarlo o repararlo.

Los retenedores de Hawley, hechos de alambre metálico y material acrílico, son extraíbles y se moldean con la forma bucal del paciente tras tomar una impresión dental.

Los retenedores extraíbles son ideales para tratar de corregir la sonrisa, ya que es posible retirarlos en ocasiones especiales o para descansar de ellos de forma puntual. Sin embargo, es fácil perderlos y no es extraño que los usuarios más jóvenes los olviden en la bandeja del comedor escolar. El coste de su sustitución es bastante elevado.

Aparatos

Los dispositivos tales como el aparato de Herbst corrigen las imperfecciones de la mandíbula para alinear la dentadura. El aparato de Herbst posibilita que la mandíbula se desarrolle hacia adelante para corregir la mordida. De este modo, coinciden los maxilares superior e inferior, lo cual es a menudo suficiente para obtener unos dientes rectos perfectos. El aparato consiste en una extensión metálica que se fija a los molares para conectar ambos maxilares entre sí. Este tipo de aparato se utiliza durante un año, a lo largo del cual se va desplazando la mandíbula hasta obtener la posición correcta.

El arco facial es otro aparato utilizado para enderezar los dientes sin brackets. Si los dientes superiores infantiles sobresalen en exceso se produce una sobremordida excesiva, que puede corregirse con un arco facial. Dicho arco ejerce presión sobre los dientes y el maxilar superiores, de forma que va desplazando todo el conjunto simultáneamente hacia la posición correcta. El arco facial debe llevarse durante un número específico de horas al día para ver su resultado.

La principal desventaja de estos aparatos es que no resultan muy discretos y puede ser necesario bastante tiempo para corregir una maloclusión con resultados satisfactorios.

Disyuntores de paladar

Si la boca infantil es demasiado pequeña para dar cabida a todos los futuros dientes adultos, es posible que el ortodoncista utilice un disyuntor de paladar para ensanchar el arco dental superior. Así se obtiene espacio para que los dientes se sitúen de forma natural en la posición correcta.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

Artículos relacionados