Causas de las protuberancias y manchas en la lengua.

¿Qué indica morderse la lengua constantemente?

Los bultos en la lengua pueden aparecer por todo tipo de motivos, como puede ser una mordida accidental, pero pueden deberse a algo más grave. Si está preocupado porque tiene un bulto en la lengua que no desaparece, solicite una cita con su dentista o médico de cabecera.

Bultos naturales de la lengua

Las papilas son los pequeños bultos naturales que cubren la superficie de la lengua. Existen cuatro tipos de papilas:

  1. Filiformes
  2. Fungiformes
  3. Circunvaladas
  4. Foliadas

Todos los tipos, excepto las filiformes, son papilas gustativas. Las papilas filiformes se encuentran mayormente en la parte trasera y en el centro de la lengua, las fungiformes en los laterales y en la punta, las circunvaladas en la parte trasera y justo delante de estas últimas y en los laterales se encuentran las foliadas.

Causas del agrandamiento de las papilas

Normalmente, las papilas circunvaladas y foliadas son lo suficientemente grandes como para verlas a simple vista, pero en ocasiones una papila puede agrandarse de un modo atípico debido a una irritación o inflamación. Esta afección recibe el nombre de papilitis lingual transitoria y puede estar causada por una mordida accidental o una irritación provocada por ciertos alimentos o sustancias químicas. Asimismo, también puede producirse por deficiencias nutricionales, el consumo de tabaco o alcohol, la acumulación de placa o el uso de aparatos dentales. Esta afección es temporal y suele desaparecer por su cuenta.

Los bultos en la lengua pueden manifestarse en forma de ampollas, úlceras o protuberancias. Otras causas de estos bultos en la lengua pueden ser las aftas, las infecciones por virus, las deficiencias de vitaminas, las alergias o el cáncer bucal. También se puede formar un bulto en alguna zona del lateral de la lengua que coincida con el hueco que deja la falta de un diente. A pesar de que en la mayoría de los casos la aparición de bultos en la lengua es inofensiva, si se trata de manchas blancas o rojas, heridas o protuberancias duras que se presentan sin razón aparente, estas deben ser examinadas por un profesional de la salud lo antes posible.

Prevención

La mejor manera de prevenir los bultos en la lengua es evitar los factores que los producen. Preste atención a la hora de masticar la comida y utilice un protector bucal para practicar deporte y evitar así una mordida accidental. Asimismo, evite los alimentos que provoquen irritación para reducir las probabilidades de que se produzca un agrandamiento de las papilas y mantenga una rutina de cuidado bucodental adecuada, en la que incluya el cepillado de la lengua al cepillarse los dientes.

Tiempo de curación

Rara vez es necesario un tratamiento para la mayoría de los casos en los que aparecen bultos en la lengua, incluidas las úlceras y el agrandamiento de las papilas producidos por lesiones en la lengua. Beber una gran cantidad de agua y realizar enjuagues con agua caliente con sal suele contribuir a agilizar el proceso de curación. Los tratamientos tópicos de venta libre, como los geles anestésicos de uso oral y medicamentos para las úlceras bucales, pueden ayudar a aliviar las molestias. Sin embargo, si la afección persiste durante más de una semana o se agrava, acuda a un profesional de la salud bucodental para que lo examine.

Los bultos en la lengua pueden resultar molestos y tediosos, pero la mayoría son inofensivos y desaparecen sin necesidad de tratamiento. Visite a un profesional de la salud si presenta bultos en la lengua que no desaparecen o que le preocupen por algún otro motivo.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

Artículos relacionados