Opciones de anestesia para las muelas del juicio

Si el dentista le recomienda extraer las muelas del juicio porque tienen caries o no están bien colocadas en la boca, no entre en pánico. Aunque una extracción dental parezca algo intimidante, es posible que ni siquiera recuerde este procedimiento habitual si opta por la extracción de las muelas del juicio bajo sedación, una opción posible en odontología.

¿Qué es la odontología bajo sedación?

La mayoría de las personas sienten miedo o ansiedad a la hora de someterse a un tratamiento dental, especialmente si se trata de un procedimiento quirúrgico. La odontología bajo sedación recurre a la medicación para relajar a los pacientes que se sienten incómodos, explica Elsevier, lo cual les ayuda a controlar las molestias que experimentan durante un tratamiento dental. En muchos casos, la sedación mantiene a los pacientes parcialmente conscientes, pero el nivel de tranquilidad y comodidad es tal que pueden llegar a dormirse de forma natural. Si el nivel de anestesia es más profundo, es posible que no recuerde nada de la intervención una vez finalizada.

Extracción de las muelas del juicio

La extracción de una pieza dental que está totalmente a la vista es un procedimiento bastante sencillo: se aplica un anestésico local y, después de practicar varias acciones en la encía, concluye la extracción. Sin embargo, con las muelas del juicio no suele ser así. Al estar situadas en la parte posterior de la boca, la mayoría de las muelas del juicio no tienen espacio suficiente para erupcionar debidamente y se detienen a medio camino, por lo que se las denomina impactadas. De hecho, dos tercios de la población española tienen problemas con los terceros molares, como expone el Heraldo.

Por lo general, la extracción de muelas impactadas requiere retirar parte de tejido gingival y óseo, así que el procedimiento resulta más complicado que la extracción de un diente que se encuentra en una posición normal. Y dado que normalmente se extraen las cuatro muelas a la vez, la mayoría de los cirujanos maxilofaciales recomiendan algún tipo de sedación.

Sedantes y anestésicos

Antes de decidir cuál es la mejor opción de anestesia para sus extracciones, deberá analizar con el dentista su nivel de ansiedad y la complejidad del procedimiento. Estos son los tipos de sedación que se usan actualmente con mayor frecuencia en las consultas dentales:

  • La anestesia local es el medicamento que se inyecta para adormecer la zona de la boca que se va a tratar. Este tipo de anestesia bloquea la sensación de dolor durante el procedimiento.
  • La sedación consciente se suele obtener mediante un medicamento oral, junto con una píldora ansiolítica, administrada poco antes del procedimiento. La medicación provoca somnolencia y, si se administra en dosis mayores, puede hacer que se duerma durante el procedimiento. Si toma este tipo de medicamento, necesitará que le acompañen a la consulta dental.
  • El óxido nitroso o «gas de la risa» es una mezcla controlada de óxido nitroso y oxígeno que se inhala a través de una mascarilla nasal. Hará que se sienta relajado y menos nervioso a la hora del tratamiento. Los efectos del gas desaparecen rápidamente, por lo que podrá conducir con seguridad al finalizar el procedimiento. Sin embargo, la medicación oral y el óxido nitroso suelen utilizarse de forma combinada, en cuyo caso no podrá conducir.
  • La sedación intravenosa (IV) actúa rápidamente, y, aunque sea una sedación consciente, como explica la Gaceta Dental, y pueda responder a los estímulos visuales del dentista, no recordará mucho de la consulta. Puesto que la sedación intravenosa no alivia el dolor, se utiliza en combinación con la anestesia local. Estará aturdido y deberán llevarle de vuelta a casa después de la intervención.
  • La anestesia general consiste en una combinación de medicamentos orales e intravenosos que le sedan hasta alcanzar un nivel de inconsciencia. Si la sedación es intensa, la pérdida de conocimiento puede ser total. Lo mejor es que, una vez que despierte por completo, no recordará nada del procedimiento.

Seguridad de la anestesia para extraer las muelas del juicio

Durante su etapa como residentes en el hospital, los cirujanos maxilofaciales reciben amplia formación sobre todos los aspectos de la administración de anestesia. Según el Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España, los cirujanos maxilofaciales también están capacitados para manipular las vías respiratorias, colocar vías intravenosas y hacer frente a cualquier complicación que pueda surgir.

Si ha estado retrasando la extracción de las muelas del juicio, la sedación puede aliviar su aprensión al procedimiento. Sea cual sea el método de anestesia elegido, puede confiar en que el cirujano maxilofacial y su equipo de anestesia altamente formado le permitirán disfrutar de una intervención dental segura y cómoda.

 

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS