Nutrición

168831123

¿Qué es lo que se considera una alimentación adecuada?
Una alimentación adecuada significa llevar una dieta equilibrada de modo que el cuerpo pueda obtener los nutrientes necesarios para mantener una buena salud. Todos los días, su cuerpo se renueva a sí mismo, formando nuevo músculo, hueso, piel y sangre. Los alimentos que comemos proporcionan la nueva base de estos tejidos. Si su cuerpo está bajo de los nutrientes que necesita, su boca será más sensible a la infección.

Si los niños no tienen una dieta equilibrada, sus dientes no se desarrollan adecuadamente. Para que puedan desarrollarse fuertes dientes resistentes a las caries, los niños necesitan una dieta equilibrada con pocos alimentos cariógenos, rica en el calcio y fosfatos y con niveles adecuados de flúor.

¿Cuáles son los diferentes tipos de nutrientes?
Una dieta equilibrada consta de los siguientes nutrientes:

  • Algunos carbohidratos
  • Ácidos grasos esenciales (encontrados en las grasas)
  • Los aminoácidos esenciales (encontrados en las proteínas)
  • Quince vitaminas
  • Aproximadamente veinticinco minerales
  • Agua

Debido a que nuestro cuerpo no es capaz de producir todos los nutrientes que necesitamos, especialmente ciertas vitaminas, estos se obtienen de algunos alimentos o suplementos. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos recomienda para la población general comer diariamente lo siguiente:

  • 6 a 11 porciones de pan y cereales
  • 3 a 5 porciones de vegetales
  • 2 a 4 porciones de frutas
  • 2 a 3 porciones de productos lácteos
  • 2 a 3 porciones de carne, aves, pescado, huevos, legumbre y nueces

¿Por qué es importante alimentarse bien?
Una dieta desequilibrada puede promover la enfermedad de las encías y la caries dental. Los alimentos ricos en carbohidratos, azúcares y almidones contribuyen enormemente a la producción de ácidos de la placa que se adhiere al esmalte. Eventualmente, estos ácidos pueden causar la destrucción del esmalte formándose la caries.

Si usted tiene que ingerir una dieta alta en azúcares o almidones, trate de comerlos durante las comidas en lugar de entre comidas, evitando alimentos pegajosos que se adhieran más sobre diente y placa. La mayoría de las comidas ya contienen ingredientes que producen ácidos. A menor cantidad de exposición de sus dientes a estos ingredientes, menor cantidad de ataque ácido para el esmalte dental. Los enjuagues productores de saliva durante la ingesta de alimentos ayudan también a humedecer los alimentos en la boca.

*The Complete Guide to Better Dental Care, de Jeffrey F. Taintor, DDS, MA y Mary Jane Taintor, 1997.

signature
Profesor: 
Dr. Ignacio Corral Pazos de Provens
Doctor en medicina y cirugía. Especialista en
Estomatología. Master en Periodoncia e
Implantología por la UCM

Artículos relacionados