Badge field

Boca y garganta secas: ¿Qué hacer?

Published date field

Todos tenemos sed en algún momento, pero para algunas personas esa sensación es un problema crónico. Según informa la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial, uno de cada cinco españoles padece el síndrome de la boca seca, que afecta el doble a las mujeres. Si es su caso, tal vez le preocupen las consecuencias de la sequedad en la boca y la garganta. A continuación, le explicamos lo que debe saber al respecto.

La boca seca es un problema grave

La sequedad bucal es mucho más que una sensación de sed molesta. Si padece sequedad crónica, es muy importante que reciba tratamiento, ya que la saliva no sirve solo para humedecer la boca; una de sus funciones principales es retirar los restos de comida de los dientes. Cuando no hay suficiente saliva, aumenta el riesgo de mal aliento y caries, como explica el Colegio Oficial de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife. Además, la saliva protege los dientes frente a los ácidos de los alimentos y bebidas. Sin dicha protección, el esmalte corre el riesgo de erosionarse.

Remedios caseros para la boca y la garganta secas

Hay muchas opciones caseras para estimular la segregación de saliva y mejorar la sensación en la boca y la garganta. Beber agua suficiente durante el día puede ayudar a mantener la boca húmeda, así como humidificar el hogar. Mascar chicle o chupar caramelos sin azúcar también puede ser útil para estimular la producción de saliva. Es importante elegir opciones sin azúcar o, de lo contrario, se puede desarrollar caries.

El dentista también puede recomendarle cambios en la dieta. Los alimentos crujientes, como las patatas fritas o las palomitas de maíz, pueden resecar la boca, mientras que los alimentos jugosos, como la fruta, la humedecen.

Hay medicación disponible

Los remedios caseros no siempre son suficientes. Sin embargo, en tal caso, el dentista puede ayudarle. Los dentistas pueden recomendar productos específicos, como la saliva artificial, para humedecer la boca. La saliva artificial suele consistir en un spray o gel que se aplica en la boca cuando se detecta sequedad. El dentista también puede recetarle pastillas para estimular la segregación de saliva.
 
Existen dentífricos con receta diseñados para no deshidratar tanto la boca como una pasta de dientes estándar, los cuales resultan menos irritantes, reducen la sensación de sequedad y dejan la boca humedecida. Recuerde consultárselo al dentista.

Puede existir una causa subyacente

Muchas enfermedades pueden provocar sequedad de boca, de modo que si su dentista se la diagnostica, el siguiente paso debe ser visitar al médico de familia. La sequedad bucal se relaciona con problemas tales como depresión, ansiedad, deficiencias nutricionales y trastornos autoinmunitarios. Entre estos últimos se incluyen la artritis reumatoide, el lupus y el síndrome de Sjrogen.
 
La boca seca crónica también puede ser un efecto secundario de diversos medicamentos, como los utilizados para tratar la hipertensión, el dolor o el asma. Si la causa es farmacológica, tal vez sea necesario ajustar la dosis u optar por un medicamento distinto.
 
La sequedad de la boca y la garganta es un problema grave. Si tiene sed continuamente, debe acudir al dentista. El odontólogo puede ayudarle a controlar los síntomas y a mantener los dientes protegidos de la falta de saliva.
 
Encontrará más información sobre la saliva artificial en el Centro de información sobre salud bucodental de Colgate.