Métodos naturales para curar las aftas

Las aftas pueden aparecer en cualquier momento y, a menudo, sin razón aparente. Aunque existen medicamentos de venta sin receta, también hay remedios caseros que pueden disminuir el dolor y la irritación, así como facilitar su curación. A continuación, le presentamos algunas recomendaciones acerca de cómo curar las aftas con remedios naturales.

Recuerde acudir a la consulta de su dentista si le preocupa su salud bucodental, puesto que los remedios caseros nunca sustituyen la atención profesional.

1. Agua con sal

Enjuagarse la boca con agua con sal puede ayudar a sanar las aftas. Disuelva una cucharadita de sal de uso doméstico habitual en medio vaso de agua caliente y realice un enjuague de entre 15 y 30 segundos con la solución, antes de escupirla. Puede repetir el enjuague cada pocas horas si lo necesita.

2. Aceite de clavo

Las aftas pueden resultar dolorosas y el aceite de clavo es conocido por su capacidad de aliviar el dolor bucal. Tal y como explican en Dentaly, las infusiones o el aceite de clavo ayudan a controlar el dolor al aplicarlo en la zona irritada de la boca.

3. Suplementos de zinc

La deficiencia de hierro, ácido fólico, vitamina B12 o zinc puede provocar aftas, por ello la toma de suplementos de zinc puede reducir la frecuencia de aparición de las mismas, así como fortalecer su sistema inmunitario. Siga siempre las indicaciones del fabricante cuando tome suplementos de zinc.

4. Aloe Vera

El aloe vera puede reducir el dolor causado por las aftas y acelerar el proceso de curación. Para beneficiarse de sus propiedades, aplique el gel de la planta directamente en el afta o beba zumo de aloe vera. Asimismo, el aloe vera puede utilizarse para tratar otras dolencias bucales como los herpes o los labios agrietados.

5. Aceite de coco

El aceite de coco es un antimicrobiano que combate los efectos perjudiciales de las bacterias en la boca. Enjuagarse la boca con una cucharada de aceite de coco, sésamo u otro aceite comestible es una antigua práctica conocida como enjuague de aceite. Un artículo publicado en Mejor con salud afirma que existen estudios que demuestran que el enjuague diario con aceite de coco reduce la placa y que el ácido láurico que contiene resulta beneficioso para las heridas.

6. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es un remedio casero pupular para diversas afecciones. Su capacidad de destruir las bacterias puede ayudar a que el afta desaparezca. Sin embargo, el vinagre puede causar sensación de ardor al entrar en contacto con el afta, así que si experimenta dolor pruebe otro remedio. Diluya una cucharadita de vinagre de manzana en un vaso de agua y realice un enjuague de 30 segundos a un minuto con la solución. Después de escupirla, aclárese la boca con abundante agua para evitar que el vinagre dañe el esmalte de sus dientes. El enjuague con vinagre de manzana solo debe realizarse una vez al día.

Como ve, en lo que respecta a remedios naturales para curar las aftas existen multitud de opciones. Lo que le funciona a una persona puede no funcionarle a otra, así que no dude en probar diferentes remedios naturales. Si el afta no se cura o empeora, visite a su dentista o a su médico para que le ofrezca atención profesional.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS