Colgate Oral and Dental Health Resource Center

Dentífricos innovadores para limpiar y dar brillo a todo tipo de sonrisas.

Dentífricos

Un cepillo de dientes para todos los tipos de sonrisa y diseñados siguiendo un concepto ergonómico.

Cepillos de dientes

Enjuagues Colgate para una protección completa, aliento fresco y duradero. Desarrolado y clínicamente testado por Dentistas.

Enjuagues

Los productos para los niños Colgate proporcionan un cepillado divertido y fomentan su uso diario.

Productos  para niños

El mejor cuidado bucal profesional disponible sin receta médica.

Otros cuidados bucales

Cada sonrisa es única y requiere un tipo de cuidado diferente. Colgate tiene una solución para cada sonrisa.

Buscar por beneficios
Tamaño de fuente

Razones por las que su hijo podría necesitar un mantenedor de espacio dental

Los niños a los que se les cae un diente de leche demasiado pronto o los que han tenido que quitarse uno por culpa de la caries pueden necesitar un mantenedor de espacio dental. Si su hijo está en una de estas situaciones, es importante que conozca los beneficios de los mantenedores de espacio y cómo pueden contribuir a mejorar la salud dental de su hijo.

Los mantenedores de espacio dental son unos aparatos de material acrílico o metálico que los dentistas u ortodoncistas hacen a medida de la boca del niño. Pueden ser removibles o estar fijados en la boca del niño. Se utilizan para mantener libre el espacio necesario para que el diente permanente pueda erupcionar y colocarse en su sitio. Los dientes de leche son muy importantes para el desarrollo de la dentadura, del hueso y de los músculos de la mandíbula. Además, cuando se caen, el agujero que dejan ayuda a guiar al diente permanente para que se coloque en su sitio. Si ese espacio no existe, el diente no tiene donde colocarse y puede que el niño acabe necesitando ortodoncia. No todos los niños a los que se les cae un diente muy pronto o que tienen caries en los dientes de leche necesitan ponerse un mantenedor de espacio, pero conviene consultar con un dentista u ortodoncista para saber si su hijo lo necesita o no.

Tipos de mantenedores de espacio dental
Hay dos tipos de mantenedores de espacio infantiles: fijos y removibles.

  1. Removibles: este tipo de mantenedores de espacio son parecidos a los aparatos de ortodoncia y suelen ser de material acrílico. En algunos casos, se puede poner un diente artificial en el lugar que hay que conservar para el futuro diente permanente.
  2. Fijos: hay cuatro tipos diferentes de mantenedores de espacio fijos: unilaterales, de corona y asa, arco distal y lingual.

Los mantenedores de espacio unilaterales y de corona y asa se colocan en un lado de la boca cuando hay que conservar espacio para un diente. El mantenedor de espacio unilateral se agarra al lado externo del diente y está conectado a un asa de metal que mantiene el espacio libre. El de corona y asa es una corona que cubre el diente y está unida a un asa que conserva el espacio necesario para el futuro diente permanente.

El mantenedor de espacio de tipo arco distal se suele utilizar cuando se necesita espacio para una muela permanente. Es un tipo más complicado porque el extremo del metal se suele insertar en la encía para evitar que el espacio se cierre. Cuando se usa este tipo de retenedor, el dentista deberá supervisar periódicamente cómo sale la muela para asegurarse de que todo va bien.

El mantenedor de espacio de tipo lingual suele ser bilateral y puede ir fijado a las muelas y conectado con un alambre al lado interno de los dientes frontales inferiores. Normalmente este tipo de retenedor se utiliza cuando falta más de un diente.

A veces faltan dientes por culpa de una enfermedad congénita y en ese caso puede que en vez de un mantenedor de espacio necesite una dentadura parcial. Deberá acudir a su profesional de la salud dental para decidir si esta opción es posible en su caso.

Cómo se utiliza el retenedor de espacio
Una vez que ya tiene el mantenedor de espacio que le ha colocado el dentista o el ortodoncista, puede que al niño le cueste un par de días acostumbrarse a llevar el aparato, ya sea removible o fijo. El dentista deberá repasar con el niño y la familia la forma adecuada de limpiar el retenedor de espacio para mantener la encía sana e impedir el desarrollo de placa. Se deberá mejorar la higiene dental con métodos adecuados de cepillado y uso del hilo dental.

Si el retenedor de espacio es fijo, es importante evitar tomar alimentos pegajosos y ricos en azúcar, así como chicle y golosinas, que podrían descolocar el aparato o quedarse enganchados en él. Además, no hay que empujar o presionar el retenedor con la lengua o los dedos, ya que se podría soltar o torcer.

El niño deberá acudir al dentista o el ortodoncista de forma periódica para que supervisen cómo avanza el tratamiento con el retenedor de espacio y realizar una limpieza profesional cada seis meses en la consulta de su profesional de la salud dental.


signature
Profesor:
Dr. Ignacio Corral Pazos de Provens
Doctor en medicina y cirugía . Especialista en
Estomatología. Master en Periodoncia e
Implantología por la UCM

© Copyright 2011 Colgate-Palmolive Company

Guías relacionadas

Una salud bucal adecuada a cualquier edad

Una salud bucal adecuada a cualquier edad

Una guía para el desarrollo dental de su hijo, desde que nace hasta los 18 años.
Predicción de caries.

Predicción de caries.

Sepa si su hijo corre el riesgo de sufrir caries en el futuro respondiendo a unas sencillas preguntas.
ColgatePalmolive.es  |  Centro de Salud Bucodental  |  Colgate.es  |  Productos de Cuidado Bucodental  |  Legal/ Política de Cookies  |  Niños Colgate  |  Condiciones Legales  |  Contáctenos
© Colgate-Palmolive Company. Todos los derechos reservados.
Está visitando la página de Colgate España.